Proceso de Elaboración

Cosecha

Las semillas de cacao son cosechadas cada 15 días aproximadamente, de acuerdo con el estado de maduración de las mazorcas de cacao que oscilan entre los colores púrpura y amarillo, para luego extraer sus semillas y seleccionar las que presentan mejores condiciones para el siguiente proceso.

Fermentación

Las semillas de cacao frescas ya seleccionadas serán trasladados a cajones de madera para la fermentación, donde se producirán cambios químicos lo que generara que las semillas adquieran sabores únicos. Durante los días, el proceso se controla minuciosamente hasta corroborar que la fermentación ha finalizado.

Secado

En este proceso los granos fermentados son extendidos en largas mesas al aire libre para ser secados con la ayuda del sol. Durante los días del proceso los granos son removidos constantemente para garantizar la uniformidad de su secado, una vez finalizado será llevado a un espacio de sombra para su enfriamiento y posterior almacenaje.

Tostado

En este proceso empieza el camino a la elaboración de los chocolates, este paso es fundamental, ya que los granos serán sometidos a altas temperaturas por un tiempo determinado que permitirán que se acentúan los aromas y sabores.

Descascarillado

Los granos ya tostados son partidos por una máquina especial, que separa la cáscara de la semilla. En este proceso se obtienen los Nibs de cacao.

Conchado

Los granos de cacao partidos y tostados son molidos hasta la obtención del licor de cacao que aseguran la uniformidad para el siguiente proceso lo cual acentuara más los sabores y eliminara la acidez.

Templado

Este es el último proceso el cual consiste en someter a diferentes temperaturas altas y bajas a la pasta para el chocolate, lo cual determinaran la suavidad, brillo y calidad, para luego verterlos en los moldes, y posteriormente ser comercializados.

Cosecha

Las semillas de cacao son cosechadas cada 20 días aproximadamente, de acuerdo con el estado de maduración de las mazorcas de cacao que oscilan entre los colores púrpura y amarillo, para luego extraer sus semillas y seleccionar las que presentan mejores condiciones para el siguiente proceso.

Fermentación

Las semillas de cacao frescas ya seleccionadas serán trasladados a cajones de madera para la fermentación, donde se producirán cambios químicos lo que generara que las semillas adquieran sabores únicos. Durante los días, el proceso se controla minuciosamente hasta corroborar que la fermentación ha finalizado.

Secado

En este proceso los granos fermentados son extendidos en largas mesas al aire libre para ser secados con la ayuda del sol. Durante los días del proceso los granos son removidos constantemente para garantizar la uniformidad de su secado, una vez finalizado será llevado a un espacio de sombra para su enfriamiento y posterior almacenaje.

Tostado

En este proceso empieza el camino a la elaboración de los chocolates, este paso es fundamental, ya que los granos serán sometidos a altas temperaturas por un tiempo determinado que permitirán que se acentúan los aromas y sabores.

Descascarillado

Los granos ya tostados son partidos por una máquina especial, que separa la cáscara de la semilla. En este proceso se obtienen los Nibs de cacao.

Conchado

Los granos de cacao partidos y tostados son molidos hasta la obtención del licor de cacao que aseguran la uniformidad para el siguiente proceso lo cual acentuara más los sabores y eliminara la acidez.

Templado

Este es el último proceso el cual consiste en someter a diferentes temperaturas altas y bajas a la pasta para el chocolate, lo cual determinaran la suavidad, brillo y calidad, para luego verterlos en los moldes, y posteriormente ser comercializados.